//Qué es y cómo superar el síndrome postvacacional

Qué es y cómo superar el síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional se define como la inadaptación de un trabajador en la vuelta a la vida activa después de las vacaciones o de un periodo de ocio. Suele sentirse un malestar genérico, tanto físico como psíquico. Los síntomas físicos pueden ser fatiga, falta de sueño, de apetito o de concentración, dolores musculares… En los síntomas psicológicos puede haber irritabilidad, tristeza, falta de interés o nerviosismo.

El síndrome postvacacional (también llamado depresión postvacacional) puede durar entre 7 a 15 días. Es bastante frecuente, un 40% de la población lo padece. Y es más frecuente en menores de 45 años.

 CONSEJOS PARA PREVENIR Y SUPERAR EL SÍNDROME POSTVACACIONAL 

¿Cómo se puede prevenir?

sindrome-postvacacional

  • Duración de las vacaciones: lo ideal es que el periodo vacacional está entre los 7-15 días. Para no acostumbrarnos tanto a lo bueno 🙂 

  • Escalona las vacaciones: disfruta de las esperadas vacaciones en por lo menos 3 periodos diferentes al año. Así la readaptación a la rutina será más fácil.

  • Descansar pero no vaguear: es importante estar activo. Si nos pasáramos todo el tiempo durmiendo, acabaríamos las vacaciones con muchas más probabilidades de caer en este síndrome.

  • Realizar actividades intelectuales: no hay que descuidar este aspecto. No hace falta resolver el enigma de la muerte de keneddy, con jugar a las cartas, leer, o hacer un sudoku de vez en cuando nos vale.

  • Incorpórate un miércoles o un jueves: tenemos la costumbre de incorporarnos los lunes, cuando todavía nos queda toda la semana completa por delante. Si lo hiciéramos el jueves, la adaptación sería más fácil.

¿Cómo se puede superar?

 Tómate una cervecita con los amigos para comentar las vacaciones 

sindrome-postvacacional

Vale, dicen que el alcohol y la cafeína no es buena para el síntoma postvacacional porque pueden agudizar el estrés, pero el factor social de echar una risas con los amigos después de un tiempo sin veros y con un montón de anécdotas por descubrir no puede sentar mal

 

 Ser positivo 

Parece algo implícito para superar un síndrome donde la tristeza predomina. Pero a veces hay que hacer hincapié en ello porque se nos olvida. Ser positivo consiste en lugar de entristecernos por la nueva rutina que nos espera, en alegrarnos por la suerte que hemos tenido de disfrutar de las vacaciones. Siendo consciente de que si hemos tenido vacaciones es porque tenemos la suerte de tener trabajo. Y además de haber tenido la capacidad de ahorro como para poder permitirnos una escapada

 Hacer deporte 

El deporte viene bien para todo. Ya sabemos que libera endorfinas que nos hacen sentirnos felices y optimistas y además nos puede ayudar a desconectar.

 Introducir elementos de tus viajes en tu vida diaria 

sindrome-postvacacional

No dejes que los recuerdos se borren y trasladalos a tu vista en el día a día: en tu casa, en la oficina, en el coche… hazte con un mapa de corcho donde colgar las mejores imágenes de tus últimos viajes o un bonito marco con la mejor foto de tus vacaciones para ponerla al lado de tu pantalla en tu día a día o un reloj con un mapa para que marque tu siguiente destino. Lo que quieras, pero no dejes que los recuerdos se vayan

 Date un caprichito 

Quizá te hayas ya fundido todo el dinero que tenías de tus vacaciones, pero si te queda algo, pégate el último capricho ya estando instalada de nuevo en tu hogar: un masaje, un Spa, una cena de sibarita… la vuelta a la rutina se hará mas llevadera si te mimas un poco

 Pégate un buen desayuno 

sindrome-postvacacional

El desayuno como sabemos es la comida más importante del día. Y nos puede terminar de recargar las pilas para llegar a nuestro trabajo con otra actitud. Un momento perfecto para planificar el día mientras disfrutamos de otro de otro de los placeres de la vida que es comer. Levantate un poquito antes y aprovecha los pequeños ratitos que puedes disfrutar fuera de la rutina

 Ve planeando la siguiente escacada 

Sin agobios y sin estrés, no hay que frustarse pensando que quizá hasta dentro de un año no volvamos a tener vacaciones. Por suerte, existen los fines de semana, puentes etc… y no todos las denominadas “vacaciones” tiene que consistir en un mes en Costa Rica, con una escapada a un bonito lugar nos valdrá para retomar esa ilusión y esas ganas que nos faltan

 Ver el atardecer 

sindrome-postvacacional

Para una tontería pero en mi caso funciona. Busca el mejor lugar para ver el atardecer de tu ciudad y cuando puedas escápate a él para disfrutar de ese momento. Son pequeñas cosas que hacen que un día que parecía un horror termine de una preciosa manera.

 Organiza tu nueva rutina de manera divertida 

en el día a día tenemos ya muchas responsabilidades: trabajo, casa, jefe… el mes de septiembre nos da la oportunidad (al igual que pasa en enero) de darnos un nuevo marco desde donde mirar como queremos tener el nuevo “curso escolar”. Podemos buscar tareas extraescolares nuevas que nos motiven y alegren el día a día, aunque sea un día a la semana. Hay tantas opciones como gustos tenemos. Pero sin duda este momento es el mejor del año para plantearnos hacer una rutina más divertida

¿Tu has sufrido este síndrome postvacacional? ¿Qué sintomas has tenido? ¿Cómo lo has superado?

 

2017-09-18T11:52:46+00:00 lunes, 18 septiembre, 2017|Utilidades|

Deje su comentario

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar